El “Dream Team” de Cruyff ¿Mito o realidad?


El mejor equipo de la historia. El equipo de ensueño. El que maravilló a los aficionados del mundo, con su fútbol total y ofensivo. El entrenador que revolucionó el fútbol moderno.  El “Dream Team” de Johan Cruyff.  Así se suele definir al Barça que dirigió el holandés entre 1988 y 1996. Análisis con datos y hechos de ese periodo, desde un ángulo distinto. 



Históricamente, el Barcelona había vivido a la sombra del Real Madrid. Poco importaba que grandes figuras como Lineker, Schuster, Maradona o el propio Cruyff hubieran pasado por el Camp Nou. La escasez de títulos y el poco reconocimiento europeo azotaban la conciencia culé. El presidente azulgrana, Josep Núñez, decidió recuperar la figura de Johan Cruyff, ídolo culé en su época de jugador. 


Los fichajes


A pesar de no haber realizado el curso de entrenador, pero con el beneplácito de Villar, Johan Cruyff fue contratado por el F.C. Barcelona el 04 de mayo de 1988. El ex jugador del Barcelona tomó las riendas del equipo. Desde sus primeros años como entrenador, el club desembolsó una importante cantidad de dinero en nuevos fichajes.

Podemos observar como en su primera temporada, el Barcelona de Cruyff es el equipo que más gastos en fichajes generó en Europa. 


El equipo catalán fue el tercer club que más dinero desembolsó en fichajes durante la era Cruyff. Fue también el primer club español con una destacada ventaja sobre el segundo. El Real Madrid no aparece en los 10 primeros puestos.


 Por entonces, parece que no estaba mal visto fichar “galácticos” y gastar millones en nuevos jugadores. 



Si el Barcelona ya poseía Zubizarreta (el portero más caro por entonces) Cruyff fichó a su compatriota, Koeman. El defensa más caro del mundo por entonces. Nada más ni nada menos que por 1000 millones de pesetas. El danés Laudrup, estrella de la Juventus, fue el otro fichaje bomba del entrenador holandés. Entre 1988 y 1990, el Fútbol Club Barcelona contrató varios jugadores formados en el Ath.Bilbao y Real Sociedad: Bakero, Begiristain, Salinas, López Rekarte y Goikoetxea son algunos ejemplos.



Jugadores como Stoichkov y Romario (entonces el segundo fichaje más caro de la historia después de Vialli) completan el “Dream Team”.

Antes de la llegada de Johan Cruyff en la temporada 1988/89, el Barcelona poseía ya grandes nombres en su plantilla. El club era por entonces el equipo de fútbol que más dinero había invertido en las últimas 5 temporadas previas al fichaje del holandés como entrenador.

  


Sí es innegable que el Barça jugaba excelentemente bien al fútbol, sus individualidades resolvían también los partidos en numerosas ocasiones. Una falta de Koeman, un pase magistral de Laudrup, la polivalencia de Bakero, un gol y gesto técnico de Romario o la calidad de Stoichkov marcaban la diferencia. Al igual que con los millones gastados, en aquella época parece que tampoco era criticable que las individualidades ganaran partidos... Lo único que contaba era lo bien que movía el balón el equipo, su juego de posesión, el espíritu ofensivo, el falso nueve y las tácticas empleadas. 


Resultados y títulos


- Enfrentamientos directos con el Real Madrid


Entre 1988 y 1996, el “Dream Team” se enfrentó en 27 ocasiones al Real Madrid. El balance es el siguiente: 11 victorias para cada uno y 5 empates. Igualdad total en los enfrentamientos directos.

El  Barcelona de Cruyff y el Real Madrid disputaron 19 títulos en los que ambos coincidieron. Se contabiliza los torneos donde los dos equipos participaron. Es decir: 8 ligas, 8 Copa del Rey y 3 Supercopas. 

El balance es el siguiente:

4 Ligas y 1 Copa para el Barça

3 Ligas, 2 Copas, y 3 Supercopas para el Real Madrid.


- Copas del Rey entre 1988-1996 – El “Dream Team” de Cruyff


Copa 1990

El Barça de Cruyff ganó una Copa del Rey en 8 años. Fue en 1990, y disputó la final contra el Real Madrid. El Dream Team no fue capaz de superar al Real Madrid jugando once contra once. Solamente pudo marcar después de la expulsión de Fernando Hierro en el primer tiempo. 

El polémico colegiado García de Loza, expulsó muy rigurosamente al defensa madridista antes del descanso y con 0-0. Perdonó la segunda amarilla a Amor después de dos brutales entradas sobre Martín Vázquez. El jugador azulgrana, que se libró de la expulsión, marcaría minutos después y Salinas terminaría por culminar la victoria del Barça en los últimos segundos de juego. 

García de Loza era el árbitro con el peor saldo de victorias con el Real Madrid, fue sancionado en numerosas ocasiones por sus salidas de tonos y errores arbitrales antes de la llegada de Villar. Pese a ello, Ángel María Villar lo designó para la mencionada final de Copa y para el decisivo partido frente al Tenerife dos años más tarde. 


Aquella victoria en la final de Copa, fue la primera vez que el "Dream Team" de Cruyff ganaba a la Quinta del Buitre. Victoria muy importante para el entrenador holandés que no vivía un gran momento en el club y se veía cuestionado por la directiva. El título de Copa fue un punto de inflexión para el equipo azulgrana. 

Copa 92/93

El Barça de Cruyff volvería a cruzarse con el Real Madrid en Copa en una segunda y  última ocasión, fue en la edición 92/93. El partido de ida en el Bernabéu terminó sin historia 1-1.

En el partido de vuelta, el Madrid jugó nuevamente en inferioridad numérica. El Madrid se había adelantado en el marcador, cuando minutos después, el defensa Rocha fue expulsado por doble amarilla después de la primera media hora de juego. En el 69' Koeman falló un penalti. Finalmente, Zamorano marcaría el segundo gol en el 82' y el Barcelona recortó distancia a dos minutos del final. El Real Madrid venció en el Camp Nou jugando con uno menos durante una hora y eliminó al "Dream Team" para meterse en la final de Copa. 

Cuatro días después,  el Madrid viajaba a Tenerife para defender el liderato en la última jornada de Liga. 


- Ligas entre 1988 y 1996 – El “Dream Team” de Cruyff 

Durante ese periodo, el Real Madrid ganó tres Ligas (88/89, 89/90, 94/95) con 5, 11 y 4 puntos de avance sobre el segundo clasificado, respectivamente, el Barça, Valencia y Deportivo.

El Barcelona ganó cuatro ligas (90/91-93/94) con 10, 1, 1 y 0 puntos de avance sobre el segundo clasificado, respectivamente, el Atlético, Real Madrid, Real Madrid y Deportivo.

En tres de las cuatro Ligas ganadas, el Barça de Cruyff se encontraba situado segundo en la clasificación a falta de una jornada.

En las dos primeras ocasiones, el equipo de Cruyff ganó la Liga con los escándalos de Tenerife. Maletines, intento de soborno, designaciones sospechosas del colegiado, y monumentales errores arbitrales en contra del Madrid.


La última Liga del “Dream Team”, se la lleva también en la última jornada, gracias a un penalti fallado por Djukic frente al Valencia, que hubiera dado el título al Deportivo de la Coruña. El Valencia, que no se jugaba nada, estuvo premiado por el Barcelona.


Es decir, el “Dream Team” de Cruyff ganó solamente una Liga en ocho temporadas dominando claramente el campeonato y sin escándalo arbitral o maletines de última hora. Maletines que estaban entonces prohibidos por la Federación Española de Fútbol. 


- Supercopas 1988-1996 - El "Dream Team" de Cruyff


El “Dream Team” y el Real Madrid se enfrentaron en tres ocasiones en la Supercopa de España en partido de ida y vuelta. Fueron las ediciones de 1988, 1990 y 1993.

En los tres casos, el Real Madrid levantó el título. En la edición de 1990, el Madrid ganó los dos partidos, con un contundente 4-1 en el Bernabéu y venciendo por 0-1 en Barcelona. Tres años después, los blancos repetían victoria, con un 3-1 en Madrid y empate a uno en el partido de vuelta en el Camp Nou.

El Barça ganaría otras tres Supercopas, frente al Atlético de Madrid (en dos ocasiones) y contra el Zaragoza.


- Copa de Europa 1988-1996 - El "Dream Team" de Cruyff


El Barcelona de Cruyff ganó una sola Copa de Europa, fue en 1991/92. Dicha edición, fue probablemente una de la menos competitiva y con el formato más extraño de la máxima competición continental en su historia. Efectivamente, no se jugó ni cuartos ni semifinales, pero dos fases de grupos antes de disputar la final.

Equipos históricos y campeones de Europa como el Milán, el Inter, la Juve, el Bayern, Liverpool, Manchester United o el Ajax de Ámsterdam no se clasificaron. De los 32 equipos, solo el Benfica, PSV Eindhoven y Estrella Roja de Belgrado habían logrado ganar la Copa de Europa en el pasado. El Barça solo se enfrentó a unos de ellos, el Benfica y en fase de grupos.



Los rivales del “Dream Team” fueron el  Rockstock, Kaiserslautern, Sparta Praga, Dinamo Kiev, Benfica y la Sampdoria en la final. El único tanto de la final de Wembley fue marcado durante la prolongación por Ronald Koeman, de falta. Una falta que no era y que fue muy protestada por los jugadores italianos.



El "Dream Team" de Cruyff consiguió llegar a una nueva final de la Copa de Europa en 1994. Eliminó al Dinamo Kiev, Austria de Viena, Mónaco, Spartak de Moscú, Galatasaray y al Oporto. En la final se topó contra el Milán de Capello, con una dolorosa derrota por 4-0.



La Masia


El centro de formación del Barcelona siempre será relacionado con el nombre de Johan Cruyff. El holandés tuvo un rol muy importante en las categorías inferiores del club,  implantó una fuerte filosofía e identidad. Antes de la llegada del holandés, ningún jugador de las categorías inferiores había triunfado en el Barcelona a lo largo de los primeros 90 años de historia del Barcelona.  

Si Johan Cruyff desarrolló el centro de formación,  a la hora de la verdad y en citas importantes, el "Dream Team" no solía jugar con más de tres canteranos. 

En la final del 92,  solo dos canteranos fueron titulares: Ferrer y Guardiola. Si Cruyff impulsó la Masía, los grandes nombres de aquel equipo eran Koeman, Bakero, Laudrup, Stoichkov, Eusebio o Zubizarreta. 



Si la mayoría de los titulares y hombres claves fueron nuevos fichajes, el entrenador holandés sí hizo debutar a 32 jugadores de las categorías inferiores en ocho temporadas, aunque pocos se consagraron en el primer equipo. Desde Barcelona, suelen sacar pecho de este dato. A punto de comparación, Mourinho hizo debutar a 17 canteranos en sus 3 temporadas con el Real Madrid. El número sube hasta 30 canteranos, si sumamos los partidos amistosos.

Uno de los partidos referencia del "Dream Team" es su remontada frente al Dinamo Kiev en la temporada 93/94. Los azulgranas remontaron el 3-1 de la ida en el Camp Nou realizando un magnífico partido. El once, compuesto de dos canteranos, fue el siguiente: 


Zubizarreta, Nadal, Guardiola, Laudrup, Koeman, Begiristain, Goikoetxea, Romario, Ferrer, Bakero y Quique Estebaranz.

Los principales nombres del "Dream Team" según la página oficial del Barcelona son:  Zubizarreta, Bakero, Begiristain, Laudrup, Koeman, Stoichkov, Romario, Eusebio, Nadal, Guardiola, Amor, Juan Carlos, Ferrer, Nando, Julio Salinas, Serna, Alexanco y Goikoetxea.  Solo tres de ellos son canteranos. 



Las alineaciones de los dos enfrentamientos directos entre Barça y Madrid citados anteriormente en Copa (final y semifinal) :

Final de Copa 1990:

El Barça alineó a un solo canterano: Amor. El Madrid a cinco: Chendo, Sanchis, Martin Vázquez, Michel y Butragueño. 


Partido de vuelta de Copa 1993

El Barça alineó dos canteranos: Ferrer y Amor. El Madrid cinco: Alonso, Martin Vázquez, Michel, Sanchis y Chendo.


En las dos últimas temporadas de la era Cruyff, el entrenador holandés sentó a Zubizarreta y titularizó al canterano Carles Busquets en la portería. El equipo contaba entonces entre 4-5 jugadores de la Masía en el once habitual, aunque no consiguieron levantar ningún título. 


Equipo ofensivo


El Barcelona de Cruyff fue un equipo ultra ofensivo, jugando con tres delanteros y laterales/extremos que no dudaban en sumarse al ataque. Pese al carácter ofensivo del equipo, nunca consiguieron superar los 107 goles de la Quinta del Buitre, récord establecido en la temporada 89/90. La mejor marca anotadora del “Dream Team” en Liga fue de 91 goles, conseguida en 1994. 

El número de goles la Quinta del Buitre fue superado por el propio Real Madrid en la temporada 2011/12, en la Liga de los récords de Mourinho con 121 goles. 


El verdadero “Dream Team”


El Dream Team fue el nombre dado al equipo estadounidense de baloncesto que maravilló al mundo entero en los juegos olímpicos de Barcelona, en el verano de 1992

El periódico deportivo americano, Sport Illustrated, fue el primero en apodar, al mejor equipo de baloncesto de todos los tiempos, con el nombre de “Dream Team”. Fue en su portada, edición del 18 de febrero de 1991.  



El equipo lo componían Magic Johnson, Larry Bird, Karl Malone o Patrick Ewing entre otras estrellas. Michael Jordán, entonces el deportista más influyente y considerado por los expertos como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, lideraba el equipo.

El origen del nombre de "Dream Team" en el Barça.

Es solamente a partir de diciembre de 1992, donde se relaciona por primera vez el apodo de “Dream Team” al Fútbol Club de Barcelona. Concretamente, después de que Joan Gaspart, entonces vicepresidente del Barcelona, ofreciera un lingote de oro a la plantilla con la inscripción “el auténtico equipo de ensueño”


Mundo Deportivo, edición del 08 de diciembre de 1992

Sí, fue el propio Barcelona, con toda la modestia del mundo y sus "valors", quien se autoproclamó como el auténtico “Dream Team”. Joan Gaspart "copió"  o "robó" de alguna forma el nombre del equipo de baloncesto americano. Es a partir de entonces, que los medios de comunicación catalanes empezaron a llamar al Barça de Cruyff el equipo de ensueño.


Solo 4 días después, el Barcelona perdía la Copa Intercontinental en Tokio frente al Sao Paulo de Raí y Cafú. Los brasileños ganaron 2-1 y se proclamaron el mejor club del mundo.



La derrota no bajó los humos ni los ánimos del mundo culé. Desde Barcelona se intensificó la denominación de "equipo de ensueño" y se repitió el apodo una y otra vez,  principalmente durante la campaña europea 1993/94, donde se popularizó el nombre. Temporada en la que él Barça llegó a la final de Atenas frente al Milán.


El final del “Dream Team”


La derrota contra el Milán por 4-0 en la máxima competición continental, en mayo de 1994, fue un golpe muy duro. En can Barça daban la victoria del club catalán por segura. 


 - Las declaraciones de Cruyff

El entrenador holandés afirmó en las vísperas de la final de Atenas, que el equipo italiano “No tenía nada especial”


Una semana después del 4-0 de Atenas, el entrenador del Barcelona concedió una entrevista a France Football, donde afirmó con su legendaria ironía: "Yo no he perdido la final, yo no estaba en el campo".




- La portada del Sport


Se publicó por error una portada del diario Sport, unas horas después de que el Barça perdiera la final de la Copa de Europa. Sport había preparado la portada para la victoria del Barça en aquel partido celebrado en Atenas. 

En la mencionada edición, Sport asegura que la totalidad de los enviados especiales reconocieron al finalizar el partido la superioridad del Barça sobre el Milán.



- El 5-0 del Madrid


El 08 de enero de 1995, el Real Madrid infligió una dura manita (5-0) al "Dream Team". Fue el principio del fin para los azulgranas. Solo un año después de los lingotes de oro de Gaspart a la plantilla, se olía el final del "equipo de ensueño". 


Zamorano anotó tres goles en el clásico. Luis Enrique y Amavisca completaron la goleada. 


- Cruyff despedido


El entrenador holandés fue despedido del Barça en mayo de 1996, se marchó enfadado con la directiva. Johan Cruyff no volvió a entrenar a ningún otro club. 

 


El Barça de Cruyff marcó sin duda una época en el Barcelona, y fue un equipo brillante, de los mejores al principio de la década de los 90. Contaba con los más grandes jugadores del mundo y un gran entrenador, que desarrolló las categorías inferiores del club y práctico un estilo de juego bien definido. Pero estamos muy lejos de un "Dream Team" o de un equipo que haya dominado España por su fútbol ni que haya marcado la historia en Europa. Otra cosa es el impacto de la propaganda desde la prensa de Barcelona, y que muchos repiten. 

Los tres títulos de Ligas ganados en la última jornada, gracias a un penalti fallado de Djukic, un gol en propia puerta de Rocha, errores arbitrales en Tenerife y maletines, han conseguido maquillar el palmarés del equipo de Cruyff. Nadie habla aquí de suerte, de estafa, o de "botijo" para referirse a la Copa de Europa del 92. Si el relato es parecido al mito, la realidad es muy distinta. 


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.