Kubala, la historia de un fichaje facilitado por el Régimen y la Federación Española de Fútbol.


En los años cincuenta, el fútbol español recibió una multitud de jugadores húngaros que fueron muy bienvenidos. Para el Régimen, supusieron una gran ocasión de propaganda anticomunista. Para la Liga, una inyección impresionante de calidad técnica.

Uno de ellos, fue Ladislao Kubala. Se escapó de Hungría en condiciones novelescas, disfrazado de soldado ruso en un camión que le dejó cerca de la frontera de Austria, que pasó a pie. Junto a otros fugados, acabaron por conformar un equipo amateur, el Hungaria, que se contrataba para exhibiciones.

Foto del Hungaria, liderado por Kubala

Junio de 1950 – El frustrado fichaje de Kubala por el Real Madrid

El Hungaria llegó por primera vez a España invitado por el Real Madrid, donde jugó varios amistosos. El primero de ellos en Chamartín, donde Kubala demostró su calidad como delantero anotando los dos goles de su equipo contra los blancos. 

Bernabéu, impresionado por su juego, quiso ficharle. El contrato estaba listo y solo faltaban “unos trámites internacionales”. Trámites y detalles que resultaron más importantes de lo esperado. El Real Madrid se topó con la negativa de la Federación Española de Fútbol: No se podía obtener el transfer internacional” de la nueva joya del fútbol europeo.

Entrevista en La Vanguardia con H.Coronado, delegado del Real Madrid.


Efectivamente, el Hungaria no era reconocido por la FIFA y la Federación Húngara prohibía cualquier actividad de estos jugadores que habían huido sin permiso del país y de sus respectivos equipos. Antes de recalar en el equipo amateur del Hungría, había fichado sin éxito por el Pro Patria italiano, la FIFA le impidió debutar en partido oficial. El Vasas de Budapest era el club al que pertenecía los derechos del delantero de moda.

La FIFA también temía que la autorización del fichaje de Kubala a un equipo español, pudiera provocar una retirada de todas las federaciones de fútbol de los países de Europa del Este, en plena tensión política durante la «guerra fría».

Ricardo Cabot, secretario de la Federación española de fútbol, se lo explicó de esa manera a Santiago Bernabéu. Sin “el transfer internacional” de su club de origen, el traspaso no es viable.


Ricardo Cabot –Secretario General de la Federación.

Ricardo Cabot (04 de abril 1885, Barcelona) ex jugador, directivo y vicepresidente del Barça, era entonces el Secretario General de la Federación de Fútbol Española desde 1926. Durante la guerra civil, trasladó la sede federativa de la asediada Madrid a Barcelona. Mantuvo el puesto después del conflicto y hasta que se retiró en 1956.

Días más tarde del fallido intento del Real Madrid, Ricardo Cabot movió los hilos y finalmente abrió la puerta al fichaje de Ladislao Kubala, pero en dirección del Barça… Que entretiempo, se había entrometido en la contratación del atacante.



Queja del Real Madrid

Como era de esperar, al Real Madrid que fue el primero en contactar con Kubala, no le gustó la maniobra del Secretario General y reclamó ante la Federación. La respuesta, en forma de oficio fue el siguiente:

“…debido a la inconsistencia de los motivos por los que hasta ahora había quedado el trámite en suspenso, esta Federación ha decidido autorizar al Barcelona para que pueda alinear válidamente a dicho jugador en los partidos de competición”.

 Documento firmado por el propio Secretario General de la Federación, Ricardo Cabot.

Santiago Bernabéu pidió más explicaciones a la Federación Española de Fútbol, por pasar de ser una operación en suspenso, a autorizar al Barcelona fichar al jugador húngaro en solo unas semanas. El entonces presidente del Real Madrid nunca recibió una respuesta.

 Fichaje por el Barça – Junio 1950

Con el visto bueno de la Federación Española, el Barcelona necesitaba aún el “transfer internacional”, requisito indispensable para completar el traspaso según las reglas FIFA. El Barcelona intentó primero encontrar un acuerdo económico. El Vasas de Budapest y la Federación Húngara rechazaron las propuestas.

Al no contar con el famoso documento, el Fútbol Club Barcelona coló su fichaje como “amateur” con la complicidad de la Federación Española.

El mencionado contrato estipulaba que el Barça le pagaba a Kubala 1.200 pesetas como “compensación” más 3.800 en concepto de “estímulo y alimentación” además de un apartamento. Una manera de camuflar el “contrato profesional”. Kubala se convertía en el futbolista mejor pagado de la Liga.

Diversas teorías existen sobre como Josep Samitier, secretario técnico del Barça y hombre clave en la contratación de Kubala, convenció al jugador. Una de las más repetidas es que el fichaje de su cuñado como entrenador era una condición indispensable para Kubala. Otra bastante difundida, es que Samitier se hizo pasar por un directivo del Madrid. Finalmente, que Zolyomi, un nadador húngaro cercano del club catalán, fue enviado por el Barcelona para hacerle cambiar de opinión con la ayuda de una copas de alcohol. Lo más probable es que el Barcelona le aseguraba el fichaje pese a la prohibición de la FIFA además de un contrato irrechazable.


Ese mismo verano, el Barcelona le hizo debutar en diferentes partidos amistosos. La Federación, puso al Barça una multa simbólica de 50 pesetas, para hacer como que cumplía ante la FIFA.

Después de unos meses sin debutar en competición por los mencionados problemas “burocráticos” entre la Federación Húngara, la Española y la FIFA, el delantero disputa finalmente su primer partido oficial en abril de 1951, un Barça-Sevilla de Copa.


Nacionalización española exprés – Junio de 1951

Kubala consigue la nacionalidad española, tramitada a toda velocidad por el ministro de Gobernación, dado el interés personal del Régimen en su implicación en este asunto. Pese a ello, el delantero no pudo debutar con la selección española antes de julio de 1953, en un partido amistoso frente a Argentina y no antes de 1954 en partido oficial. 

 


Alineación Indebida 1951-1954

Durante sus tres primeros años en el Barça, Ladislao Kubala no dispuso del “transfer internacional”. En ese aspecto, Kubala jugó “ilegalmente” en el club catalán durante casi tres temporadas pero con el acuerdo de la Federación Española de Fútbol y la curiosa inacción de la FIFA. Entre 1951 y 1954, el delantero conquistó con el equipo catalán y de forma consecutiva, tres Copas del Generalísimo y dos Ligas. 

Recordamos que la FIFA impidió a Kubala debutar en partido oficial con el Pro Patria, equipo de la Liga italiana.


Nunca se supo muy bien cómo y por qué Kubala pudo debutar oficialmente sin ese documento con el Barça, en abril de 1951. Varios apuntan a “un acuerdo” entre la Federación Española y la FIFA, otros afirman que fue gracias a su estatuto de refugiado político, y algunos no dudan en mencionar sobornos. Muchas teorías existen. En el Wikipedia Francés, por ejemplo, comentan que fue el propio Franco que soluciono el tema:

Lo que está seguro, es que, si por algún jugador se involucró el Gobierno de Franco, ese no es otro que la estrella húngara. El interés del Caudillo en conseguir apuntarse un éxito con el «caso Kubala» llevó a un sobreesfuerzo de la diplomacia española en las instituciones internacionales. El dictador permitió indirectamente un gran periodo de éxitos para la historia del Barça, conocido como el de “Las Cinco Copas del Generalísimo".


Medalla del Presidente del Barça a Franco

 El 27 de mayo de 1951, solo un mes después del debut oficial de Kubala en la primera ronda de Copa frente al Sevilla, el Barça ganó la Copa del Generalísimo frente a la Real Sociedad. Al finalizar el partido, el presidente del Barça regaló su propia insignia de oro y brillantes del club al dictador. Mucho más que una anécdota, este episodio viene a confirmar la preciosa ayuda del Gobierno español al club catalán en el “caso Kubala”.


Transfer Internacional concedido - 1954

En el verano de de 1954, durante el Mundial de Suiza, Ladislao Kubala obtuvo finalmente el “transfer internacional” por parte de la FIFA. El Vasas, antiguo equipo de Kubala, aceptó cuatro años más tarde “traspasar” a su jugador, previo pago de 300.000 pesetas del Barça. La situación de Kubala estaba por fin regularizada. 

Actor y propaganda Franquista - 1955

En enero de 1955, salió en los cines “Los Ases buscan la Paz”, con Kubala de protagonista principal. La película narra de forma muy libre y propagandista, su fuga y felicidad posterior en la “amigable España de Franco”. Josep Samitier, Antonio Ramallets y Estanislao Basora, del Fútbol Club Barcelona, interpretan un pequeño papel en el largometraje.


Retirada - 1962

Ladislao Kubala se retiró como jugador del Barcelona en 1962, un año después de perder la final de la Copa de Europa frente al Benfica de Eusebio y de eliminar al Real Madrid en una polémica eliminatoria. El jugador húngaro ganó 5  Copas del Generalísimo y 4 Ligas entre 1951 y 1962. Marcó 194 goles en 256 partidos y es recordado como uno de los mejores jugadores del Barcelona y de su época.



Para más detalles sobre el "caso  Kubala":

Lectura recomendada: 

 "Las grandes mentiras de fútbol español" por Félix Martialay y Bernardo De Salazar. Historiadores deportivo y periodistas.

Extracto:


"Nacidos por Incordiarse. Un siglo de agravios entre el Madrid y el Barça", Alfredo Relaño, ex director del Diario As y Jefe redactor de El País.

Extracto:

"De Vuelta a Casa’", por Sancho Dávila, Presidente de la Federación Española de Fútbol entre 1952 y 1954 y vicepresidente del Sevilla en 1968.

Extracto:

"La utilización política del cine y el fútbol durante el franquismo: Kubala en Los ases buscan la paz" por Juan Antonio Simón Sanjurjo. Profesor de historiador, Centre d'Estudis Olímpics, Universitat Autónoma de Barcelona.

Extracto: 



Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.