El colegiado que dejó el arbitraje tras recibir presiones por no expulsar a Mourinho.


Paradas Romero debutó como árbitro en primera división en setiembre de 2007. Colegiado con personalidad y tarjetero, se retiró en medio de la temporada 2012/13 tras denunciar presiones del Comité Técnico de Árbitros. 



"Díaz Vega me llamó y me dijo que no tenía ni agallas, ni valor de echar a Mourinho. Le contesté que yo no era la persona más indicada para que le dijera eso porque ya le había echado dos veces... Me llegó a levantar la mano (...)  Diaz Vega ha dejado muchos cadáveres por el camino y ya no estamos en los tiempos del franquismo".


Villar, junto a Arminio y Díaz Vega, durante las Jornadas Arbitrales del CTA en 2015.

                                                                                                 Sánchez Arminio, junto a Villar y Díaz Vega en la jornada arbitral del CTA en 2015.  


A continuación, los números de Paradas Romero con los merengues antes de recibir las duras criticas del estamento arbitro. El colegiado andaluz dirigió seis veces al Real Madrid y en esos seis partidos expulsó hasta a cinco jugadores blancos, dos veces a Mourinho y en una ocasión a Rui Faria (ayudante del entrenador luso). Un total de ocho expulsiones en seis partidos. Nunca expulsó a un rival del Madrid. Señaló dos penaltis a favor y uno en contra de los blancos. 

Con estas estadísticas, difícilmente podemos afirmar que Paradas Romero temía al Real Madrid o que buscaba aventajar al equipo madridista. Más complicado aún justificar las duras críticas del CTA hacia al árbitro.

Arbeloa, Di María, Sergio Ramos (2x) y Özil fueron los jugadores blancos que se marcharon al vestuario tras ser expulsados por el colegiado nacido en Antequera. Además, fue el primer colegiado español en mostrar la roja a Mourinho, una noche de noviembre de 2010. ¿Entonces por qué estas presiones del CTA?


El partido de todas las polémicas


Antes de ir más adelante, nos tenemos que detener en el partido más polémico en la corta carrera de Paradas Romero. Más concretamente en el Villarreal-Real Madrid de la temporada 11/12. 


Paradas Romero expulsó a Sergio Ramos por doble amarilla y a Özil con roja directa por aplaudir irónicamente al colegiado. Mourinho protestó la falta que dio lugar al gol del equipo local pocos antes de ser también expulsado por sus protestas. Al finalizar el partido, el árbitro reportó en el acta las protestas y insultos de Pepe, que fue sancionado días después con dos partidos.

Las imágenes de televisión y las fotografías indican que el colegiado andaluz sacó dos amarillas a Marco Ruben (minuto 19 y 55) pero el delantero del Villarreal permaneció en el terreno de juego hasta finalizar el encuentro.  

En el primer boceto del acta arbitral que la Federación Española de Fútbol publicó en su página web, se señalaba que las amarillas habían sido señaladas, primero para "Marcos" y después a "Marco" con lo que el caos aumentó. Tal fue la avalancha de visitas que la web federativa se colapsó para echar todavía más leña al fuego. Más tarde, se actualizó el acta y la primera tarjeta era adjudicada a Marcos Senna y no a Marco Ruben. Si así fue, Paradas Romero se la mostró mientras el hispano-brasileño estaba de espaldas y a muchos metros de distancia mientras que Rubén se encontraba frente  al árbitro. 



Pese a un partido que se le fue completamente de las manos al colegiado, a las diferentes polémicas y la confusión con las tarjetas y el acta arbitral, el informe arbitral del Comité Técnicos de Árbitros fue excelente para Paredes Romero

En otras palabras, Paradas Romero no recibió presiones ni partidos de sanción (nevera) por parte de Sánchez Arminio y los suyos, sino todo lo contrario.  


Paradas no sancionó el desprecio de Guardiola


Un mes antes del polémico partido en el Madrigal, Paradas Romero dirigió el encuentro entre el Osasuna y Barcelona. La polémica aquel día se centró en un gol bien anulado a Alexis por fuera de juego que desató las airadas protestas del conjunto catalán en el minuto 80 y que hubiera supuesto el empate a tres en el marcador. 




Guardiola protestó, de forma ostensible y durante varios minutos. Acosando al juez de línea y al cuarto árbitro, colleja incluida. Mientras Xavi saltó del banquillo para recriminar al juez asistente. No hubo ninguna expulsión. 

Importante notar que tampoco hubo ninguna presión del estamento arbitral a Paradas Romero por parte de Díaz Vega o Sánchez Arminio por no expulsar a Guardiola o Xavi. 



El último partido de Paradas Romero


Febrero de 2013. Real Madrid-Rayo Vallecano. El partido que provocó indirectamente la retirada voluntaria de Paradas Romero. Un encuentro a priori fácil de arbitrar y sin historias. 

Tras solo 17 minutos de juego, Sergio Ramos es expulsado por doble amarillas en menos de dos minutos

La primera amonestación, muy rigurosa, llegó tras la primera falta del defensa en el mediocampo. La segunda tarjeta y expulsión, tras una mano involuntaria.



En el minuto 75 y cuando el Real Madrid armaba un contraataque, Bangoura cortaba el balón con la mano. El jugador del Rayo ya había visto una amonestación en la primera parte pero Paradas Romero no le mostró la segunda tarjeta. José Mourinho enloqueció pidiendo la doble amarilla para el jugador del equipo visitante. El colegiado solventó la situación con una simple amonestación hacia el entrenador luso.

Paradas Romero recogió de la siguiente forma lo sucedido en el acta con el entrenador: 

"En el minuto 75 el técnico Mourinho José fue amonestado por el siguiente motivo: dirigirse a mí saliendo del banquillo en los siguientes términos '¡es tarjeta esa mano!'". 

Sin embargo, el estamento arbitral no se mostró conforme con la actuación del colegiado andaluz. En plena reunión, junto al resto de árbitros, Díaz Vega (director del CTA) menospreció la actuación de Paradas Romero, asegurando que no había tenido el valor suficiente para expulsar al técnico portugués.  



Los informes arbitrales


Más allá de las polémicas arbitrales y sin entrar a juzgar si Paradas Romero acertó o se equivocó en sus decisiones, tenemos que centrarnos en los informes arbitrales

Paradas Romero confesó que, tras el partido entre el Villarreal y el Real Madrid, recibió un informe arbitral excelente. Y después del partido entre el Real Madrid-Rayo Vallecano recibió fuertes presiones por la no expulsión de Mourinho. Estas presiones no existieron tras el partido de El Sadar y el comportamiento antideportivo del entonces entrenador del Barça. 


"El secretario general del comité de árbitros me dijo al día siguiente de expulsar a 4 jugadores del Madrid y al entrenador, que el informe arbitral había sido excelente"



Conclusión


En otras palabras, si perjudicas al Real Madrid, el informe arbitral es bueno. Si no perjudicas lo suficiente al equipo blanco, el informe es malo y te regañan. Sucede exactamente lo contrario con el Barça. 

El mensaje a los colegiados es claro y saben cómo actuar en caso de dudas para obtener un informe positivo y optar a ser Internacional, no descender de categoría o arbitrar partidos importantes.

Durante el Calciopoli (Moggigate) la policía grabó conversaciones entre el responsable de los árbitros de la federación italiana y los colegiados, muy similares a este tipo de presiones que denunció Paradas Romero. Muy grave en Italia, desapercibido en España. 


 Más denuncias de Paradas Romero


En una entrevista a la web "El sol de Antequera", el ex colegiado explicó el funcionamiento corrupto de la Federación y del Comité Técnico de Árbitros. Afirmó que la mayoría de los árbitros sufren presiones y tienen miedo a perder las numerosas ventajas económicas que gozan. 

"Que tengamos libertad en todas las cuestiones y que no existan presiones ni de la RFEF ni de la Liga (...) Los árbitros tienen miedo de perder su sueldo"


Videos/Archivos


Resumen de lo ocurrido en el partido Villarreal-Real Madrid.



La doble amarilla a Marco Rubén frente al Madrid con Paradas Romero de árbitro.

 


Paradas Romero en Onda Cero, sobre lo sucedido con el CTA. 



Las presiones a los árbitros durante el Moggigate. 




Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.