El Barça y las tres Copas de Ferias de la polémica.


La primera Copa de Ferias es uno de los trofeos más singulares y queridos del museo Blaugrana. No es raro que, en más de un documental producido por la entidad catalana, lo equiparen a la Copa de Europa.

 


Si los seis primeros trofeos de la máxima competición europea conseguidos por Real Madrid han sido siempre despreciados desde Barcelona por ser en blanco y negro, el equipo culé contabiliza 31 títulos hasta 1966. Temporada en la que el Real Madrid levantó su sexto trofeo continental “sin color”. 31 títulos en blanco y negro que nunca han sido puestos en duda desde Barcelona. Entre los numerosos títulos logrados por los catalanes durante ese periodo de tiempo, incluyen tres Copas de Ferias, que analizaremos a continuación en este artículo.


                                                                                                Segarra alzando la Copa de Ferias en un mural de la tienda del Barça de Sagrada Familia.


Muchos bulos existen sobre las primeras ediciones de las Copas de Europa. Que si solo participaban invitados, que si la organización y los sorteos, que si los rivales no eran competitivos, que si era un “botijo”… argumentos desmentidos desde hace tiempo pero que, curiosamente, sí podrían valer perfectamente para la Copa de Ferias.


La Copa Internacional de Ciudades en Feria


El suizo, Ernst B. Thommen, gerente de apuestas y vicepresidente de la FIFA, impulsó el proyecto en 1955. Quería ligar al fútbol con el desarrollo de las ferias, escaparate de los avances y del progreso mundial. Una competición desarrollada con el apoyo entregado de los ayuntamientos de las ciudades concernadas.

Los equipos representativos de las ciudades que albergaban ferias de muestras internacionales, fueron invitados a participar. Independientemente de su clasificación en sus respectivos campeonatos. Hasta la edición de 1960-61, selecciones compuestas por diferentes clubes de una misma cuidad participaban en el torneo.

El 18 de abril de 1955 se anunció que la Copa Internacional de Ciudades de Ferias sería llevada a cabo, no expresamente por el máximo organismo europeo de fútbol, es decir la UEFA, sino por un comité compuesto por instituciones organizadoras de las ferias internacionales y las autoridades políticas y deportivas.

El 20 de abril se hizo público el sistema de competición en la que fueron invitadas doce selecciones de otras tantas ciudades.

No existe rastro de cómo fueron seleccionadas, más allá de que cada una de ellas poseía equipo(s) de fútbol y acogían ferias internacionales.

Los participantes fueron los siguientes:


3 ciudades alemanes: Colonia, Leipzig y Frankfurt

2 ciudades suizas: Lausana y Basilea

2 ciudades inglesas: Birmingham y Londres

1 cuidad austriaca: Viena

1 cuidad danesa: Copenhague

1 cuidad de ex Yugoslavia: Zagreb

1 cuidad italiana: Milán

1 cuidad española: Barcelona.


Todas las selecciones no cumplieron con el espíritu fundacional de la competición. Londres, Zagreb, Basilea, Fráncfort, Leipzig y Copenhague presentaron combinados de varios equipos de la ciudad, mientras que Lausana, Barcelona, Birmingham y Milán se presentaron con jugadores de un solo club, aunque bajo el nombre de la ciudad.

El A.C Milán estaba enrolado en la Copa de Europa, por lo cual los italianos enviaron solo a jugadores del Inter para representar la capital de Lombardía. En muchos tratados sale 'Milán', pero fue el Inter quien participó en la Copa de Ferias. 

En cuanto a la ciudad de Barcelona, fue el Barça quien la representó, por decisión de la Federación Catalana, sin la menor concesión al Espanyol. Eso sí, no vistieron de blaugrana ni lucieron su escudo en las camisetas. Alternaron el blanco con el azul, según el rival, y el escudo fue el de la ciudad. El nombre del equipo no era el Barça sino el “Barcelona XI”.



Las selecciones


La selección de Londres utilizó 56 jugadores de once equipos ingleses en ocho partidos y a lo largo de los tres años que duró la primera edición de la Copa de Ferias: Fulham, Brentford, Tottenham, Chelsea, Arsenal, QPR, West Ham, Charlton, Millwall, Leyton Orient, y Crystal Palace pusieron a disposición jugadores para componer la selección de la capital inglesa, llamada “Londres XI”. Varios de estos clubes militaban en segunda o tercera división

Los equipos compuestos por un solo club partían con la ventaja de conocerse y estar acostumbrado a jugar juntos. Mientras que las selecciones, jugaban un partido cada cinco o seis meses además de cambiar continuamente de plantilla de un encuentro al otro. No era raro que, entre el partido de ida y de vuelta, solo uno o dos jugadores de las selecciones repetían en el once, debido a los diferentes compromisos de los clubes implicados.


Un equipo de segunda división


El Aston Villa, el otro equipo de Birmingham, rechazó formar un equipo junto a sus vecinos. Por lo tanto, solo jugadores del equipo del Birmingham City FC, que militaba entonces en segunda división, participaron a la Copa de Ferias. Como ya mencionado, clubes que formaba la selección de Londres, competían en segunda o tercera división. 

Los campeones de Liga italianos, franceses, alemanes, belgas y españoles jugaban la Copa de Europa de Campeones. Los campeones ingleses, Manchester United o Wolverhampton, hicieron lo mismo, pero a partir de la segunda edición.


Los grupos y “sorteos”


Los 12 equipos citados inicialmente formaron cuatro grupos de los que, tras disputar una liguilla a dos vueltas, saldrían los semifinalistas. Las dos últimas rondas (incluida la final) se resolverían por eliminatoria directa a doble partido.

Este fue el sorteo:


Grupo primero: Londres, Fráncfort y Basilea.

Grupo segundo: Colonia, Lausana y Leipzig.

Grupo tercero: Barcelona, Viena y Copenhague.

Grupo cuarto: Milán, Birmingham y Zagreb.


No existe ningún detalle de cómo se realizó el sorteo. Probablemente evitaron que los mejores equipos (Londres, Barcelona, Milán) o dos equipos del mismo país, coincidieran en el mismo grupo.


 


Duros inicios


El 4 de junio de 1955 tuvo lugar el partido inaugural de la competición en Basilea, en el cual, el equipo local perdió por cinco goles a cero ante la selección de Londres. La participación inicial flojeó e hicieron falta tres años para que se completara la primera edición…



Las selecciones de Colonia y Viena abandonaron la competición antes de su primer partido. Por lo tanto, el “grupo” de las ciudades de Barcelona y de Lausana, se vieron reducidos a dos equipos. El Barcelona XI se deshizo fácilmente de la selección de Copenhague XI y pasó a semifinales.

La primera edición siguió avanzando a trancas y barrancas. En toda la temporada 56-57, el Barcelona XI no tuvo que jugar ningún partido. Hubo que esperar hasta la 57-58 para que se conocieran las semifinales, que fueron Barcelona XI -Birmingham City y Lausana-Londres. El Birmingham entre tanto, había logrado subir a la primera división inglesa. Los catalanes eliminaron a los británicos, con partido de desempate incluido.

La selección de Londres se deshizo fácilmente del Lausana suizo.


La final 1955-1958


Tres años después del inicio de la primera edición de la Copa de Ferias, se jugó la final a doble partido entre el Barcelona XI y la selección de Londres.



El partido de ida de disputó en Londres el 05 de marzo, con empate a dos en el marcador. En el de vuelta, jugado en mayo de 1958, el Barcelona XI destrozó al London XI por un contundente 6-0. Solo cuatro jugadores ingleses repitieron en el once del Camp Nou, lo que podría explicar en parte el resultado. El entrenador del conjunto británico también fue distinto en ambos partidos.



El Barcelona XI se enfrentó a tres rivales en tres años para consagrarse campeón de la Copa de Ferias de 1955-1958. La selección de Copenhague, el Birmingham City y la selección de Londres.



La Copa de Ferias 1958-1960


La segunda edición se jugó en dos temporadas, entre el 24 de septiembre de 1958 y el 04 de mayo de 1960. En esta ocasión, solo 6 equipos de las ciudades representadas contaban con una selección propia. Los otros 12 equipos eran clubes de fútbol.

Cualquier equipo/selección que acogía una feria en su cuidad, podía inscribirse a la competición. No hay información sobre el sorteo, aunque probablemente, los favoritos no podían enfrentarse en la primera ronda, tampoco equipos del mismo país. Nunca se dio el caso en las primeras ediciones. Francisco Román Cenarro, presidente de la Federación de fútbol catalana, fue nombrado nuevo miembro del Comité ejecutivo de la competición.


A partir de la segunda edición, el Barcelona lució su camiseta, escudo y nombre propio. Eliminó a la selección de Basilea, al Inter de Milán y a la selección de Belgrado para llegar a la final frente al Birmingham City, en partidos de ida y vuelta.

El equipo inglés, recién ascendido a primera división y que alcanzó la final de la Copa de Ferias, terminó en el puesto número 19 de la Premier en la temporada 59/60. Lo que habla de por sí solo del nivel de los equipos participantes.

El Barcelona venció fácilmente al Birmingham City en la final a doble partido, 0-0 en la ida y 4-1 en la vuelta, los encuentros se disputaron el 29 de marzo y 04 de mayo de 1960. 

El equipo catalán jugó el partido de vuelta de ambas finales en casa.  


Nueva victoria del Barcelona


A partir de la tercera edición, en la 60-61, desde el partido inicial hasta la final se concentró a lo largo de una sola y misma temporada. Otros equipos españoles se fueron animando. El Valencia ganó las Copas de Ferias de 61-62 y 62-63 y el Zaragoza, la del 63-64.


Una moneda decide el vencedor



El Barcelona volvió a ganar la Copa de Ferias en la edición de del 65-66. En los octavos de final, el equipo catalán jugó un partido de desempate frente al Hanover que terminó con empate a uno. Al no existir las tandas de penaltis, se procedió a un sorteo tirando una moneda al aire. La suerte sonrió al Barça y se clasificó para la siguiente ronda, donde se enfrentó al Espanyol.




Partido de desempate en el Camp Nou

En semifinales, los catalanes tuvieron de nuevo que jugar un partido de desempate frente al Chelsea. Ambos ganaron sus partidos respectivos por dos goles a cero.

El tercer partido entre Barcelona y Chelsea, se jugó nuevamente en el Camp Nou, donde los azulgranas eliminaron fácilmente a los ingleses con un 5-0. Es importante subrayar que el partido de desempate no tuvo lugar en un terreno neutral sino en el campo del Barcelona. 



Desde Barcelona y a partir de los años 90, echaron en cara esta práctica cuando el Madrid disputó un partido de desempate de Copa de Europa en el Bernabéu frente al Rapid de Viena en la temporada 56/57.


Final Copa de Ferias 65/66 frente al Zaragoza.

En la final de la Copa de Ferias, el equipo azulgrana tuvo que enfrentarse de nuevo a un equipo español, el Zaragoza. El equipo aragonés venció en la ida 0-1, el partido dejó esta curiosa imagen.



En el partido de vuelta y cuando el Barça ganaba 3-2 en la prolongación, (entonces no se contabilizaba los goles al exterior) el árbitro no señaló este penalti sobre el delantero del Zaragoza, sino falta a favor del Barça…. 



Minutos después, en el último suspiro del partido, Puyol marcó el gol de la victoria azulgrana. Sin este gol, la victoria se hubiera decidido con una moneda. El Barça levantaba así una nueva Copa de Ferias.


El Mundo Deportivo, edición de 1966. 


En esa misma temporada, el Real Madrid ganó su sexta Copa de Europa.


La UEFA toma el mando


Tras la decimotercera edición, en la 70-71, la UEFA decidió adoptar la competición, así como la organización. Perdió el nombre de Copa de Ferias y pasó a llamarse Copa de la UEFA, se olvidó el requisito de poseer una feria en la ciudad y se abrió a los mejores clasificados de cada país, descontado al campeón de Liga, que jugaba la Copa de Europa, y el de Copa, que jugaba la Recopa. Con los años, esa Copa de la UEFA se transmutaría, a su vez, en la actual Liga de Europa. La UEFA nunca reconoció la Copa de Ferias y no contabiliza las ediciones entre 1955 a 1970.


Un serio competidor


La Copa de Ferias nació apenas dos semanas después de un serio competidor: La Copa de Europa. El 02 de abril de 1955, el periódico L’Equipe, creó un proyecto prometedor. A instancias de la propia FIFA, el Comité Ejecutivo de la UEFA anunció oficialmente el proyecto de la Copa Europea de Clubs Campeones.

El primero partido de la Copa de Ferias se disputó unas semanas antes del primer partido de Copa de Europa. La nueva competición finalizó el uno de mayo de 1958 en Barcelona, mientras que la final de la Copa de Europa tuvo lugar el 13 de junio de 1956 en París.

La dinámica del principal torneo europeo era mucho más atractiva que la de Copa de Ferias. Eliminatorias directas, final a partido único, participación de los mejores equipos de cada país, y una competición que, desde el primer año, se desarrolló durante una misma temporada. La organización e implicación en la Copa de Europa de la UEFA, fue una clara concesión al fútbol profesional practicado por los clubes más poderosos del continente.

En las 13 ediciones de la corta vida de la Copa de Ferias, el Real Madrid nunca participó. Únicamente el Barça jugó la Copa de Ferias siendo el campeón de su liga. Lo hizo participando en paralelo en la Copa de Europa, jugando en una misma temporada dos competiciones europeas.


Palmarés y historia


Pese a que la Copa de Ferias no es reconocida por la UEFA, que el primer título fue oficialmente ganado por la selección de Barcelona (llamada Barcelona XI, luciendo el escudo de la cuidad y una camiseta blanca) y que los otros dos títulos también fueron ganados en blanco y negro, con la suerte de la moneda, frente a selecciones y equipos de segunda división, el club azulgrana suma muy orgulloso sus tres Copas de Ferias en su palmarés. 



El periodista Domènec García, de Mundo Deportivo, afirma que "la feria de Barcelona era, a mediados de los cincuenta, la más importante de España". Es curioso como el club catalán nunca menciona a Franco, a "ayudas", ni desprecia una competición "en blanco y negro" cuando se refiere a un titulo ganado durante esa época...


La selección de Barcelona, con camiseta blanca y escudo de la cuidad.




Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.