Bengoetxea, el colegiado que mejor entendió como funcionaba el Comité técnico de árbitros.


Ricardo De Burgos Bengoetxea (Bilbao, 1986) hijo de colegiado y sobrino de un cabo de la Guardia Civil que estuvo en el hemiciclo del Congreso durante el 23-F, debutó en primera división hace cinco años, el 23 de agosto de 2015. Su trayectoria y fulgurante ascenso en el fútbol español es un excelente ejemplo de los métodos del Comité técnico de árbitros durante el Villarato. 


Bengoetxea y el Barça


Entre el verano de 2015 y agosto de 2017 (entre su debut y fecha de su primer clásico) Bengoetxea dirigió a los azulgranas en 5 ocasiones, con 4 victorias y 1 empate. Es decir, un 80% de victorias y ninguna derrota

La única ocasión que el Fútbol Club Barcelona perdió puntos con el colegiado vasco durante ese periodo, fue frente al Málaga, en 2016. Entonces, el Real Madrid y el club catalán lideraban la clasificación con solo un punto de diferencia entre ambos. 

Con 0-0, Bengoechea expulsó muy rigurosamente y con roja directa a dos jugadores del Malaga (minuto 68’ y 89’). Primero fue Diego Llorente quien vio el camino de los vestuarios por una falta en el medio campo, que valía como mucho una amarilla. 



Con diez contra once, el Málaga se defendió como pudo. Cuando aún no había terminado el tiempo reglamentario, Junkar fue expulsado por protestar. El defensa del conjunto andaluz vio la roja directa. Locutores y periodistas pensaron que el lateral del Málaga insultó o dijo algo muy feo al colegiado, la realidad fue muy distinta...



Este es el motivo esgrimido por De Burgos Bengoetxea para la expulsión de Junkar (Juan Carlos):



Con nueve contra once, el Málaga tuvo que defenderse durante ocho largos minutos. De Burgos Bengoetxea añadió otros cuatro minutos a los cuatro inicialmente anunciados por el árbitro asistente...



Bengoetxea y el Madrid


Ricardo De Burgos Bengoetxea, dirigió antes de su primer clásico, 5 veces al Real Madrid, con 2 victorias, 1 empate y 2 derrotas. El equipo blanco ganó solamente el 40% de los partidos con De Burgos Bengoetxea, perdiendo dos partidos de cinco.

El encuentro más polémico fue frente al Valencia, donde el colegiado vasco no pitó un claro penalti a Cristiano Ronaldo y perdonó la expulsión de Mangala.



La designación, el moggigate español


Las estadísticas de Bengoetxea con el Barça son excelentes y muy malas con el Real Madrid, donde los blancos no ganan ni el 50% de sus partidos con el árbitro vasco. Con estas estadísticas y polémicas, De Burgos Bengoechea es designado para pitar el clásico en la Supercopa en agosto de 2017.

El Comité técnicos de árbitros, dirigido entonces por Sánchez Arminio y supervisado por Villar, eligió, de una manera muy similar a la que se designaban los colegidos durante el moggigate, un árbitro con muy malos resultados con el Real Madrid pero muy buenos con el Barça. Además, habiendo demostró ser un colegiado que pitaba a favor del Barça y en contra del Real Madrid en jugadas subjetivas.

De Burgos Bengoetxea entendió perfectamente el "mensaje" de sus superiores y se iba a notar en el siguiente partido. 


La Supercopa de 2017


Durante la Supercopa entre el Barça y el Madrid en el Camp Nou, Ricardo De Burgos Bengoetxea señaló un penalti por simulación de Luis Suárez y expulsó a Cristiano Ronaldo por una supuesta simulación (fue falta de Umtiti).



Tras mostrarle la segunda amarilla al delantero blanco por "simulación", Cristiano empujó levemente a De Burgos Bengoechea. Este recogió el episodio en el acta arbitral. El portugués fue sancionado con un total de 5 partidos. 



El delantero azulgrana, Luis Suárez, se libró de la tarjeta amarilla pese a sus reiteradas faltas, simulación e insistentes protestas al colegiado durante el encuentro de Supercopa.



La doble patada del uruguayo a Sergio Ramos también pasó desapercibida para el colegiado...



El árbitro nacido en Bilbao, mostró tres tarjetas amarillas a los jugadores del Barça y seis a los del Madrid. Señaló un penalti a favor de los azulgranas por una simulación de Luis Suárez y expulsó a Cristiano por una simulación que no era. Dos enormes errores de Ricardo De Burgos Bengoetxea durante un clásico y un arbitraje más que tendencioso. 



Promoción, así funciona el Villarato


Pese a los graves errores del colegiado en la Supercopa, De Burgos Bengoetxea NO fue suspendido por el Comité técnicos de árbitros, sino todo lo contrario...

Solo unos meses después del polémico clásico, el colegiado vasco fue nombrado Internacional por Sánchez Arminio, director entonces del CTA. 



Equivocarse a favor del Barça no tenia consecuencias negativas, sino todo lo contrario. Hacerlo a favor del Real Madrid podía costar una sanción o un descenso de categoría. Así funcionaba el Villarato. Una vez más, Bengoetxea entendió muy bien "el mensaje" desde la RFEF y el CTA... era claro en qué sentido debía pitar y que en caso de dudas, valía mejor pitar en contra del Madrid y a favor del Barça...


Sigua la fiesta 


El siguiente partido que dirigió a los azulgranas tras el clásico fue un Villarreal-Barça en 2018. Con 0-0 en el marcador, Bengoetxea expulsó a Raba en el minuto 60’, tras una fuerte entrada. En superioridad numérica, los azulgranas consiguieron marcar dos goles. 

Tiempo después, en una falta muy similar a la de Raba sobre Busquets e incluso más peligrosa, Bengoetxea solo sacó la tarjeta amarilla en la brutal entrada de Joaquín Fernández sobre Rodrygo... ¿Doble rasero?

Roja para Raba
 
Amarilla para Joaquin Fernández.


Con empate a uno en el duelo entre el Barça y Levante, De Burgos Bengoetxea dio por valido el polémico gol de Luis Suárez después de que el uruguayo clavara los tacos en Cuellar. El VAR, que no tuvo acceso a todas las imágenes, no intervino.



Nuevo clásico, desde el VAR


El Barcelona seguía sin perder un solo parido con Bengoetxea en Liga y con un porcentaje de victoria de 92%. Mientras los blancos, habían logrado ganar solo el 62% de sus encuentros con el polémico colegiado. 

Es con este panorama, que el árbitro vasco fue nombrado para dirigir un nuevo clásico, en diciembre de 2019, pero esta vez desde la sala VOR... 

Junto a Hernández Hernández, realizaron un pésimo arbitraje en el Camp Nou. No señalaron dos claros penaltis sobre Varane. Pese a que las imágenes eran clarísimas, De Burgos Bengoetxea decidió NO intervenir desde el VAR. Ni siquiera aviso a Hernández Hernández para que revisara las polémicas jugadas desde la pantalla en el borde del campo.


En el mismo partido, ni Hernández Hernández ni De Burgos Bengoetxea desde el VAR, apreciaron falta peligrosa de Luis Suárez a Casemiro en esta acción.



Tenemos que recordar que fue el propio Bengoetxea, que unos meses antes, intervino desde la sala VOR para expulsar Modric frente al Celta de Vigo. Semanas después de la expulsión del croata, el CTA ajustó su criterio y decidió no mostrar roja en todos los casos, sino sólo cuando se clavasen los tacos con fuerza excesiva. Bengoetxea, y siempre desde el VAR, interpretó que no fue juego peligroso cuando Casemiro o Carvajal sufrieron un pisotón en el talón de Aquiles. 



Bengoetxea fue también el colegiado que no pitó este escandaloso penalti sobre Rodrygo cuando el marcador era de empate a 0 entre el Valladolid y el Real Madrid. 



Comparación de Bengoetxea y Jesús Gil Manzano


Ricardo de Burgos Bengoetxea ha dirigido en menos de cinco años, más clásicos y derbis madrileño que Jesús Gil Manzano en ocho años, colegiado Elite UEFA y citado para el próximo Mundial.

Bengoetxea, figura en la tercera división de la clasificación realizada por la UEFA. (Elite, First category, second category). El colegiado vasco nunca ha sido seleccionado por la UEFA/FIFA para dirigir un partido de Champions o evento Internacional, al contrario de Jesús Gil Manzano. 

El árbitro extremeño, considerado uno de los mejores colegiados españoles por la UEFA y la FIFA, solo ha sido designado para un clásico en toda su carrera y nunca ha dirigido un solo derbi. Curiosamente, es un árbitro con un porcentaje de victorias con el Real Madrid de 86%...


Conclusión


El Barcelona nunca ha perdido en Liga con Bengoetxea. Se ha podido comprobar que la antigua Federación y comité técnico de árbitros designó y premió al colegiado vasco pese a sus errores contra el Real Madrid y a favor del Barça. Bengoetxea probablemente no tenga a los blancos en su corazón, pero es muy probable que entendió como tenía que pitar en las acciones "grises" para contentar a sus jefes e influyó en su manera de dirigir los encuentros. 

Desde la llegada de Rubiales a la cabeza de la RFEF y de Carlos Velasco en el Comité Técnicos de Árbitros, parece que una mejora es perceptible en dirección de la justicia deportiva. Tras el clásico del Camp Nou y los penaltis no pitados sobre Varane, el colegiado vizcaíno no fue convocado en la Supercopa de Abu Dabi ni en el último clásico del Bernabéu. 


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.